PDI: CALIDAD Y ACREDITACION ¿NECESIDAD O EXIGENCIA LEGAL?