Visitants: Cómo esquivar las normas del gender y del genre. Juegos con el punto de vista en dos relatos fantásticos